• Imprimir

Pruebas diagnósticas

Antes de hacer cualquier prueba diagnóstica se recoge información sobre los antecedentes médicos propios y familiares, los hábitos de vida, y se lleva a cabo una exploración física general.

Con esta información inicial el médico pedirá las pruebas necesarias para efectuar el diagnóstico.

El análisis de sangre es prueba la más frecuente. Es una prueba sencilla que aporta una información valiosa sobre el funcionamiento de la salud. Para algunos tipos de tumor, permite determinar los marcadores tumorales.

Los marcadores tumorales son sustancias presentes en la sangre que, si se encuentran por encima de los niveles normales, pueden indicar la presencia de algunos tumores malignos.

Es necesario llevar a cabo otras pruebas para confirmar o descartar el cáncer. Si el cáncer se detecta en fases muy iniciales, probablemente los marcadores tienen niveles normales. Por otro lado, también pueden ser elevados en el caso de tumores benignos.

Otras analíticas son las de orina, heces u otros fluidos corporales.

Se denomina diagnóstico por la imagen aquellas pruebas en que se usan varias técnicas para reproducir imágenes internas del cuerpo. Son las siguientes:

  • Radiografías: son las más simples. Usan rayos X. Pueden aportar imágenes que indiquen alteraciones sugestivas de cáncer. Cada radiografía aporta una imagen.
  • Tomografía axial computada (TAC o TC): se trata de una prueba que utiliza rayos X. Es posible visualizar de manera tridimensional las partes internas del cuerpo. Esto es posible porque se toman muchas imágenes que se combinan entre sí para la reproducción de la imagen tridimensional final.
    Resonancia magnética (RM): para generar las imágenes utiliza campos magnéticos, de aquí su nombre. Es la prueba que tiene más capacidad para diferenciar las estructuras del cuerpo, especialmente los tejidos blandos como el cerebro, por ejemplo.
  • Ecografía: esta prueba se lleva a cabo mediante ultrasonidos, que son olas de sonido de otra frecuencia que impactan en las diferentes estructuras que se quieren estudiar. Un ordenador recoge el eco que se genera y lo reproduce en forma de imágenes. Permite distinguir entre una masa sólida y una de contenido líquido.
  • Mamografía de diagnóstico. La mamografía de diagnóstico es similar a la del cribado, pero recoge más imagenes y se pueden detallar más, especialmente sobre la zona que se ha detectado como anormal. La mamografía es una prueba que utiliza rayos X para hacer las radiografías. Es una prueba senzilla.  

 

Medicina nuclear

La medicina nuclear es un área especializada de la radiología que emplea sustancias radiactivas, generalmente denominadas radioisótopos, en cantidades muy pequeñas para examinar la función y estructura de un órgano.

  • Gammagrafía: para llevarla a cabo hay que administrar por vía intravenosa un radioisótopo que es captado por las células del órgano o tejido que se quiere estudiar. Después de la administración se espera un tiempo determinado para que se produzca esta absorción, a continuación una cámara especial recoge la radiactividad gama que emite el órgano o tejido y lo reproduce en imágenes donde se pueden ver las partes sanas y las afectadas.
    En el proceso del diagnóstico del cáncer se utiliza la gammagrafía ósea para conocer la posible diseminación o metástasis del cáncer en los huesos.
  • Tomografía por emisión de positrones (PET): consiste en una inyección intravenosa de una sustancia de azúcar en forma radiactiva, y la máquina de la PET capta imágenes de como las células utilizan esta sustancia, es decir, identifica la actividad metabólica de las células. Las células malignas se suelen identificar en las imágenes como áreas de alta actividad. Es una prueba que sirve para complementar información de otras pruebas.
  • PET - TAC: la fusión de las imágenes que aportan el TAC y el PET es útil para una determinación muy específica de una zona anatómica.
  • Ganglio centinela: el ganglio centinela es el primer ganglio de una cadena linfática —es decir, de varios ganglios— donde drena una zona determinada como la mama, por ejemplo.

Es una especialidad que estudia, a escala microscópica y en combinación con diferentes técnicas, las células y los tejidos. Puede identificar el tipo concreto de cáncer. Generalmente se identifican dos formas de estudio:

  • Citología: el material que se estudia son células, que se obtienen o bien por raspado (por ejemplo, en la prueba del Papanicolaou), o bien por punción sobre la lesión (por ejemplo, la punción aspirativa con aguja fina, PAAF, en la mama).
  • Biopsia: el material que se analiza es un tejido, que se puede obtener mediante una punción o bien a través de una endoscopia o una intervención quirúrgica.

Endoscopia: consiste en la introducción en el cuerpo de un tubo delgado y flexible que permite visualizar un espacio o el interior de los órganos. Habitualmente se accede por los orificios naturales: como la boca, para visualizar el esófago, el estómago y el intestino delgado, o bien por la tráquea, para ver los bronquios, o bien por el ano para visualizar el interior del intestino grueso o colon.

Fecha de actualización:  08.01.2010